OMEGA y el 007 por siempre

¿Quién no ha escuchado la frase: Bond, James Bond?, o ¿quién no recuerda unos puntos blancos que se pasean por toda la pantalla negra del cine para luego expandirse y dejar al descubierto a un súper agente secreto?

Estas son algunas de las características del agente 007, personaje que desde su creación, en la década del 50, ha sido interpretado por diversos actores, como Sean Connery, Pierrce Brosnan y Daniel Craig.

Pero, ¿si las películas del agente 007 han tenido seis diferentes actores que personifican al agente, entonces qué ha perdurado de este detective británico?

La respuesta es simple, su gusto por los grandes y hermosos relojes de la casa suiza OMEGA, la misma que desde la cinta ‘El mañana nunca muere’, presentada al público en 1997 e interpretada por Pierce Brosnan, ha estado en la mano izquierda del 007.

Desde esa época y hasta el año 2002, Bond siempre hizo uso de uno de los relojes más emblemáticos de OMEGA, el Seamaster Diver 300M Chronometer, hoy ya descontinuado, el cual tenía unas características especiales como válvula de escape de helio en el 10, líneas azules decorativas en onda en el fondo, junto a un grabado con escala utilizado para el cálculo del tiempo de buceo.

A partir del 2006, cuando la cinta reaparece al público luego de varios años de ausencia, pero con otro protagonista, Daniel Craig, éste lo hace con dos ejemplares de OMEGA, el  Seamaster Diver 300M Co-Axial y el Planet Ocean 600M Co-Axial.

El primero se sigue ciñendo a lo presentado por OMEGA, pero con la diferencia que la esfera es completamente negra, mientras que el Planet Ocean, deja ver un diseño preciso para una lectura más intuitiva gracias a su fondo negro.

Para el 2008, junto a la cinta ‘Quantum of Solace’, Bond aparece con un Seamaster Planet Ocean 600M OMEGA Co-Axial, con la clásica esfera y bisel negros, el cual sería sustituido en la película ‘Skyfall’ por un  Aqua Terra, que tiene en su esfera unas líneas verticales que lo distinguen de los demás relojes OMEGA y el Planet Ocean 600M.

Luego de varios años de ausencias en la pantalla grande, en este 2015 el agente 007 regresó con un Seamaster Aqua Terra 150M James Bond edición limitada, que fue inspirado en el escudo de armas de la familia Bond; además del Seamaster 300 Spectre, el mismo que es usado en la cinta.

¡Tenemos al Master Chronometer!

Reloj Omega

Las casas relojeras suizas siempre buscan captar la atención de los apasionados por los relojes de alta gama en el mundo entero, y para lograrlo utilizan toda su innovación y buen gusto.

Algunas, llaman la atención de los consumidores incrustando en sus colecciones las más bellas y finas piedras preciosas, como diamantes o zafiros, otras lo hacen mediante las propuestas de una mente innovadora, que diseña formas y elementos sofisticados para apuntarle al gusto de los compradores.

En esta industria, confiabilidad y calidad son dos cualidades que se consiguen con esfuerzo y dedicación. Estas permiten que aquello que ayer fue historia, hoy sea la identidad de las nuevas generaciones.

Esto es lo que viene sucediendo al interior de la casa OMEGA, que ha decidido hacer de estas cualidades su gran diferencial.

Fundada en 1848 por Louis Brandt, un joven de 23 años quien en un principio se dedicó a ensamblar relojes para los maestros locales de La Chaux-de-Fonds, su ciudad natal, la casa OMEGA cuenta hoy con el primer Master Chronometer del mundo.

Se trata del OMEGA Globemaster, el único reloj en el planeta que ha recibido esta certificación por parte del Instituto Federal de Metrología de Suiza (METAS, por sus siglas en inglés) donde se garantiza que su funcionamiento y precisión es muy superior.

El Globemaster, es un ejemplar que hace parte de la colección Constellation, famosa desde 1952, el cual tuvo que pasar por una serie de 8 pruebas durante 10 días para garantizar a quien sea su portador que su reloj cumple con las condiciones óptimas que le dieron el título de Maestro.

Allí, en los laboratorios de METAS, ubicados en el centro de Europa, los expertos realizaron estudios muy precisos sobre su funcionamiento en condiciones de la vida real como: movimientos, exposición a situaciones extremas, profundidad y campo magnético superior a los 15.000 gauss.

“El nuevo proceso de certificación aprobado por el METAS prueba la estanquidad, la precisión y la resistencia al magnetismo hasta 15.000 gauss y asegura que cada reloj supera con creces los estándares que han sido durante mucho tiempo norma de nuestro sector”, señaló Stephen Urquhart, presidente de OMEGA.

El diseño del Maestro

El OMEGA Globemaster es un reloj cronómetro de 39 mm que cuenta con una esfera de estilo “pie pan” que se hizo famosa con el Constellation y que da la sensación de profundidad en su interior.

Dentro de sus características aparece el bisel adornado con fletes superiores alineados a la perfección, que le proporcionan un aspecto único, además de un grabado perfecto de un observatorio astronómico en la parte posterior, acompañado de 8 estrellas, el mismo número de pruebas que éste tuvo que superar para recibir el título del Master Chronometer en el mundo.